Electric Daisy Carnival (EDC) Las Vegas

¿Quien no ha soñado alguna vez con ir a Tomorrowland? ¿Y con ir a Ultra? Hay un momento, en el que una vez vistos ambos festivales, se crea una duda importante. ¿Donde ir?
Hace años, te encontrabas con TomorrowWorld, o con Tomorrowland Brasil (ya extintos ambos), en el caso de Ultra, tenías (y tienes) el Europe y luego ya otros festivales como Electric Love, Amsterdam Music Festival, Mysteryland, Defqon.1… hasta que llegas a uno en concreto, EDC Las Vegas.
Quizá no tiene el cartel que tiene Tomorrowland y Ultra, pero es la combinación de ambos de forma perfecta. Utiliza estructuras propias de Tomorrowland en su escenario principal, y una increíble diversidad de escenarios secundarios, donde su principal baza es la pirotecnia.

Hardwell iniciando su set en el Circuit Grounds.

Una vez decidida la asistencia al EDC, hay que tener en cuenta las opciones que nos permite el festival y como llegar a tal lugar. 
Es bastante engañoso buscar vuelos para este festival. Encontrar un vuelo directo a Las Vegas podría costarte entre 1000 y 1500 euros. La opción más barata es ir a Los Angeles, a través de compañías low-cost como Level, Norweigan o Swiss donde los precios rodan los 300-400 euros en total ida y vuelta, y de ahí a través de un Greyhound, o un coche de alquiler llegar a Las Vegas.

Uno de los lugares más emblemáticos de Las Vegas, el Hotel Bellagio.

En cuanto al alojamiento, hay 2 opciones:
– Alojarte en Las Vegas y a través de un shuttle o Uber llegar al festival. Más facilidad para disfrutar de la EDC Week, pero por contra, las largas horas de tráfico hará que llegues amaneciendo, y por ende, tendrás que ir horas antes al festival. Es posible que te parezca la opción más económica, pero las tasas que fijan los hoteles por alojarte y el coste del shuttle / Uber eleva el precio. En cuanto a los shuttle, tienes la opción One N Only, la cual no tiene nada que ver con EDC, con un precio de 100 dolares. Lo más destacable y recomendable es compartir asiento durante horas con personas de distintas procedencias, donde quien sabe, quizá te vuelvas a encontrar en un futuro.
– Alojarte en el camping del festival. Además de adelantar el festival un mes debido a las altas temperaturas, el EDC decidió introducir por primera vez el camping, en el mismo parking del estadio donde se celebra el festival. Tienes 2 opciones:
– En tienda de campaña. La tienda corre a cargo del festival con una cama para 2 personas y con aire acondicionado incluido. Algo así como el Easy Tent de Tomorrowland. En ningún caso puedes traer la tienda de casa, ya que no podría soportar las temperaturas tan altas que se dan en Nevada. Su coste son 400€. 
– En RV. La opción elegida y la más recomendable. Tan solo tienes que pagar la parcela en la que la aparques y la energía para el generador. Está permitido hasta 8 personas por RV, que, en caso de conseguirlas, y sumado al precio del alquiler, es la opción más barata y más rentable. Su único pero es el traslado de la RV al festival, ya que, aun yendo el día de antes, el tráfico hace que tardes en llegar al camping 5-6 horas.

Panorámica del recinto establecido para la acampada con RV.

Cerrado ya el vuelo y el alojamiento, lo siguiente por comprar son las entradas. Suelen rondar en torno a los 330 euros (incluidas ya las tasas) y su precio final hasta el Sold Out suele llegar a 390. Te da la opción a pagar 10 euros más para llevarte un imán con el logo del EDC, que, si eres un maniático de llevarte recuerdos de cada festival al que vas, se merecerá un hueco en tu colección. El cartel de Sold Out sale a falta de 2 semanas, así que no tendrás problemas en esperar a comprar las entradas.

Además del libro que contiene la entrada, y el imán, una pequeña parte del merchandising que nos ofrece este festival.

Ya en Nevada, el siguiente paso es llegar a la zona del festival. El EDC días antes abrirá un local en el que ya poder recoger las pulseras, tanto de festival como de camping, además de las pegatinas para poder entrar con la RV. No se forman largas colas y se puede recoger en unos 10-15 minutos en el momento en el que abren. 
Una vez ya instalados en el camping, tienes varias zonas de interés a tu alrededor que no debes dejar pasar:
– Pool Partys. Posiblemente lo más importante. Tienes varias piscinas donde disfrutar de la música y del ambiente. Entre ellas, una zona de hierba artificial para poder descansar, sentarte, e incluso meter los pies para refrescarte. Este mismo lugar se usa para las after-party después del festival, donde puedes continuar la fiesta si aun sigues con ganas.
– Carpas, donde se dan ejercicios de yoga, o charlas motivacionales. El lugar donde relajarte y desconectar. Siempre viene bien un descanso entre medias de un día que no vas a parar de bailar y disfrutar.
– Zonas de ocio, donde encontrarás, un mini campo de fútbol (currado lo justito), una pista de patinaje y una zona de autos de choque, entre otras. 
– Tiendas de merchandising. Ya sea la oficial del EDC, como las no oficiales con productos que se llevan allá, como máscaras, pulseras, kandi y un largo etc.
Llegada la noche, tendremos la fiesta de bienvenida para los asistentes al camping. Para abrir, este año se utilizó el escenario del Parliament Art Car donde se dejaron ver djs como Excision, G Jones y Habstrakt.

Imagen de una Pool Party en el recinto de ocio del Camp EDC.

Y por fin, viene lo más importante, el festival. Los horarios rondan entre las 17:00-30 y las 6:00-15. Puedes entrar a primera hora pero hay zonas que no estarán todavía habilitadas como es el KinectField, que abre en torno a las 19-00.
Las colas para entrar al festival son impredecibles, quizá un día entres a los 15′, y quizá otro día tardes 45′, depende del momento. Va avanzando en grupos y pasas 2 controles, el de pulsera y el de metales y registro. Una vez dentro, sales a las gradas centrales, desde las cuales, verás una vista espectacular de todo el festival.

El último paso para ser parte del EDC.

Ya dentro, nuestras recomendación es recorrer todo el festival orientándote donde está cada escenario, cada punto de hidratación y cada zona de aseo. Sobre el tema de la hidratación es recomendable llevar una camelbag, debido a que los precios son altos comparado con otros festivales (es más rentable y barata en proporción una botella de Coca Cola que una de agua).
En cuanto a escenarios, djs y estilos musicales, poco os podemos recomendar. Lo mejor es mantener el equilibrio entre ver a tus djs favoritos y descubrir otros djs o estilos que posiblemente no verás en Europa. Tenemos la suerte de haber podido disfrutar de Dash Berlin con su espectacular Classic Set, ver a Yultron, Kayzo, Dotcom y Ookay juntos en The Binches cerrando el festival o alucinar con Zedd en el Kinect Field. Cada escenario (dejando a un lado el Main, que se dan todos los estilos) es un mundo, un estilo de música y te sorprenderá de igual manera que el principal. Verás como djs de la talla de Martin Garrix, Hardwell, Armin van Buuren y KSHMR no son parte del principal, si no del secundario.

Captura del espectacular set de The Binches para cerrar el último día en el Cosmic Meadow.

No te pierdas ni una ceremonia de apertura, ni un momento de fuegos artificiales. Es muy posible que viendo a unos de tus djs favoritos, te encuentres durante 5 minutos todo el festival iluminado y repleto de fuegos artificiales de un lado a otro. Visita los Art Car, son escenarios donde participan sellos como Proximity, Trap Nation y Monstercat, con special guests como Timmy Trumpet, o Jauz haciendo un set diferente a todo lo que hayas visto de él.
Son cosas que no verás en ningún otro festival, y que hacen del EDC Las Vegas, no el mejor festival del mundo, ya que para gustos colores, pero sí un festival diferente a todo lo que hayas visto. 
Dentro del festival, todo el mundo tratará que te lo pases de lo mejor posible, si te caes, te levantarán. Te abanicarán, te lanzarán agua para que te refresques e incluso te ofrecerán agua, o comida si ven que te encuentras mal, sea la organización, o los mismos asistente al festival. Plur, le llaman. Peace, Love, Unity, Respect. Y es otro punto positivo de este festival, posiblemente el más importante.

Momento fireworks visto desde el set de Dash Berlin (ahora llamado Jeffrey Sutourius)

Por último, recomendaros no venir solo para las fechas del festival, si no para la semana entera. «EDC no es una carrera, es una maratón» nos decían allá. Visitad Las Vegas, e incluso aprovechad un día por Los Ángeles, son dos lugares increíbles. Disfrutar de la EDC Week, desde los días previos al EDC, hasta los mismos días en caso de que estés alojado en Las Vegas. Nosotros asistimos a Cash Cash y a Martin Garrix en Omnia Las Vegas y a Tiesto (donde apareció Martin Garrix para hacer un B2B) en Wet Republic y nos pareció increíble. En Omnia, más que la iluminación, el sonido o el dj que participa, el personaje principal es la lámpara moviéndose de arriba a abajo, y deshaciéndose en circulos.

Cash Cash iniciando su set en Omnia Las Vegas.

Y sí, volveremos. Porque a festivales así, merece la pena volver. Como se suele decir: «A un festival, vas por la música, y acabas volviendo por la gente que dejas ahí.»

Acerca de Erik

Un verano de 2014 me preguntaba como sería un festival de música electrónica y 5 años después, me pregunto que sería de mi sin un festival así regularmente. 

Ver todas las entradas de Erik →

Deja un comentario