Tomorrowland Winter

Llevamos relacionando los festivales durante años (o por lo menos hasta hace uno o dos) con la época de verano. Estábamos deseando que llegase Junio para poder asistir a los festivales que más nos interesaban en plena ola de calor.
Esto ha cambiado. Una nueva generación de festivales ha nacido y Tomorrowland Winter pretende estar a la cabeza de todos ellos. Pasarás de llevar unas zapatillas cómodas, un pantalón corto, y una camiseta (e incluso no llevarla) a unas botas, un pantalón de nieve, una térmica y un buen abrigo impermeable. De no ver nada con el sol, a verlo con una nevada impresionante. De vivir una experiencia diferente a lo que llevamos acostumbrados años, combinando el esquí con tu música favorita.
Tomorrowland Winter fue increíble, y os vamos a explicar los pasos a seguir para asistir en los próximos años.

Primer paso, comprar las entradas, las cuales solo es posible adquirirlas con alojamiento. Podrás elegir entre el paquete de 4 días y el de 7. El precio para el paquete de 4 días inicia en 685€/persona y el paquete más económico de 7 días cuesta 825€/persona. La diferencia entre ambos es que con el de 4 días tan solo podrás asistir al Welcome y al festival en sí, mientras que con el de 7 días podrás asistir a los 3 días previos.
En esta primera edición, la organización permitía alojarte en 4 pueblos. Huez, donde se desarrollaba el festival, Oz, Vaujany y Auris.
Nuestra recomendación es conseguir entradas con alojamientos en Huez, ya que debido a las fuertes nevadas poder desplazarte entre los pueblos es bastante complicado por como son las carreteras, ya que los telesillas solo están activos durante una parte del día.
Deberás tener en cuenta que hay 4 tipos de alojamiento: Wood, Bronze, Silver y Gold. Cuanto mayor sea el nivel, mejor será el alojamiento. A nuestro parecer, no es necesario algo más de Wood o Bronze, ya que la mayor parte del día estarás esquiando o en el festival. Posiblemente solo lo pises para dormir y para dejar tus esquís.
Un detalle, a falta de pocos días se concedió a todos los asistentes un obsequio: una mochila de regalo según el pueblo en el que estés con varios detalles del festival en el interior (si estás en Huez te correspondería la mochila de cuerdas del evento y si estás en los pueblos de alrededor una mochila tradicional con el logo de Tomorrowland) y un ticket de un día para disfrutar del gimnasio, de la pista de hielo y de la piscina, todo localizado en el centro de actividades de Huez.

Una de las panorámicas que realizamos desde nuestro alojamiento en Oz: Couleurs Soleil.

En caso de comprarlas con vuelo, es lo más parecido a un Global Journey de Tomorrowland. Tendrás vuelos directos o buses desde los que salir hacia el festival desde distintas ciudades. Claro está, este tipo de entradas serán de mayor importe que las que solo incluyen alojamiento.
En cuanto a las entradas sin vuelo, tendrás que gestionar por tu cuenta la manera de llegar a tu alojamiento. Puedes volar a Lyon o Grenoble y de ahí adquirir pase para un shuttle que el mismo festival ofrece desde las ciudades más cercanas al evento. O directamente, si resides por la zona norte o centro en España, ir en coche. Ten en cuenta que es un viaje largo y en el cual llevarás muchas pertenencias, entre ellas los esquís, botas y todo el equipaje, incluyendo tabla si alguien la utiliza, por lo que necesitarás un coche con un maletero bastante amplio.
Además, si tenéis la oportunidad de poder ir un día antes, la mejor opción es hacer noche en un pueblo cercano al que vas a estar durante estos 7 días, de manera que evites todos los atascos que se pueden formar el primer día de entrada.
Al igual que en Tomorrowland Belgium, llegará el cofre por correo con la entrada en él semanas antes del festival. Con el número de envío podrás ver en Bpost que día llega y con el número de Bpost, lo verás en Correos la misma semana de la llegada. Para activar la entrada, deberás buscar el código en el reverso de la pulsera, y activarlo a través de My Tomorrowland. De hecho, el festival también funciona con perlas. Para poder obtener esas perlas, deberás cambiarlas en esa misma página, en el apartado Cashless y Pop Up que aparece junto al panel de activación de la pulsera. En esta edición la perla está a 2,15€, bastante más cara en comparación a Bélgica.

Las entradas incluyen forfait para los 7 días que dura el festival. Todos los accesos a pistas, al igual que el festival, dispondrán de tornos con los que a través de tu pulsera, podrás entrar a las pistas y disfrutar de un día de esquí. Si no dispones de equipamiento, podrás alquilar desde la misma página todo el material necesario para poder esquiar. En caso de no hacerlo, podrás alquilarlo también en pequeñas tiendas que hay en el pueblo.
Si vas a esquiar por primera vez, o quieres perfeccionar un poco más la técnica, Tomorrowland pone a disposición de los asistentes varios paquetes de esquí, a través de la ESF, empresa la cual se dedica a dar clases. Puedes asistir un día, tres, e incluso todos los días del festival, por medio de clases en grupo o privadas, con 4 niveles con cada uno mayor dificultad, incluso en diferentes horarios. Lo más barato, obviamente, son las clases en grupo. Nosotros estuvimos todos los días del festival en grupo (costó 185€) en horario de 9:30 a 12:00, para así poder estar en pistas antes de los conciertos principales en la zona que engloba a todo el Mainstage. Además, tendrás taquillas en Huez, justo al lado del punto de información fuera del festival, para poder dejar toda la equipación de esquí. De esta manera, no tendrás que pasar por el alojamiento y podrás recogerlo todo la final de la noche.
Más adelante, además de las clases de esquí, también podrás adquirir los paquetes que incluyen todas las actividades a realizar en la nieve, como de restauración. Tendrás zonas adecuadas para poder desplazarte en un trineo de perros, realizar alpinisimo, recorrer la montaña e incluso practicar deportes extremos.

Vista desde las pistas de esquí del pueblo de Huez.

Hablemos del transporte. No tendrás ningún problema si resides en Huez. El problema viene si estás en los pueblos de alrededor. Desde primera hora de la mañana, hasta las 6 de la tarde (varía un poco la hora de cierre de las pistas, según el tiempo) podrás moverte a través de los telesillas por todo el recinto de Tomorrowland Winter, tanto pueblos como escenarios en pistas. A partir de esa hora tendrás la opción de los shuttles, que estarán desde el cierre de los telesillas hasta pasada media hora del cierre del festival. Tendrás que salir del festival lo más rápido posible para pillar de los últimos shuttles en salir, ya que tan solo tienes media hora de margen.
En caso de haber realizado el viaje en coche, puedes ir y volver en él salvo los últimos 3 días de festival que no está permitido, pero deberás tener cuidado con las carreteras. El camino más corto es de un solo carril y de curvas muy cerradas. Además es importante (obligatorio más bien) llevar cadenas, ya que de no llevarlas, es muy posible que te quedes tirado en medio de la carretera ante la imposibilidad de subir.

Como podéis observar, el trayecto entre Oz y Huez es bastante complicado para transitarlo en medio de una tormenta.

En cuanto al transito por telesillas, a través del mapa que comparte la organización podrás organizarte de una manera muy sencilla. En color negro, y con pequeños iconos de telesillas, es la ruta que puedes seguir sin necesidad de esquiar y en otros 4 colores, las zonas esquiables según el nivel de dificultad. Desde la verde que es la más fácil, hasta la negra que es la más dificil. Una de nuestras recomendaciones es llevar siempre un mapa del festival a mano para poder orientarte en pistas. No tiene pérdida ya que en cada entrada a un telesilla indica a que zona vas, pero puede que debido a las tormentas (quizá el mayor problema del festival) la visibilidad sea nula y no veas ni siquiera donde estás.

Imagen que engloba los 4 pueblos que están dentro de Tomorrowland Winter y sus correspondientes conexiones por telesilla y pistas.

Gestionadas ya las entradas, el alojamiento y el transporte tanto desde nuestro lugar de residencia como entre la zona que comprende Tomorrowland Winter, vamos a hablar de que debemos llevar a un festival así.
Para esquiar, obviando esquís, palos, casco y gafas, es necesario llevar ropa de abrigo que sea impermeable. Incluido botas y guantes. Las temperaturas son muy bajas, e incluso como habréis observado en la crónica en nuestro Instagram, las nevadas erán frecuentes y en algún momento parecía que estabas atravesando una ventisca. No olvidarse de unos calcetines de bastante grosor (e incluso llevar doble calcetín) y de ropa interior térmica, ya sean mallas o camisetas. No olvides también la crema del sol, podrías quemarte la cara mientras esquías.
En cuanto a como abrigarse para ir al festival, recomendamos los días pre-festival ir lo más cómodo posible y sin excesivas capas, ya que todos los escenarios son cubiertos y cierran a las 8 de la tarde. El único momento de frío será el ir de un escenario a otro o la espera del shuttle. Eso sí, es imprescindible llevar siempre botas impermeables por lo menos los últimos 3 días, ya que el suelo del festival está cubierto de nieve y con el paso del tiempo se van formando charcos alrededor de todo el recinto.

View this post on Instagram

Ni la tormenta pudo con @djsnake. ¡Vaya cierre!

A post shared by Festival Season (@festivalseasones) on

Vamos con las necesidades básicas como es comer, hidratarse o asearse tanto dentro como fuera del festival.
Fuera del festival, en cada uno de los pueblos, tendremos pequeños supermercados donde poder comprar todo lo necesario para el fin de semana. Eso sí, para esta semana los precios suben y quizá lo que puedas comprar en España, aquí esté al doble o al triple. Por ello, si realizas el viaje en coche, recomendamos comprar en el lugar de salida todo lo necesario y no perecedero, ya que es un ahorro bastante alto.
Dentro del festival, tenemos muchísimos puestos alrededor de todos los escenarios, incluso en los que están situados en pistas, de los que hablaremos más adelante. En caso de tormenta, podrás refugiarte dentro del Orangerie o del Garden of Madness, donde tendrás puestos de comida y bebida en la zona cubierta. Además, si eres un amante de la cerveza, no te pierdas el Moose Bar, donde están los precios más bajos del festival y el cual acababa todos los días a rebosar. Eso sí, como mencionamos anteriormente, la perla al cambio son 2,15€ y es bastante más caro que en Tomorrowland Belgium. A través de los paquetes que puedes encontrar en la web, podrás reservar en varios de los restaurantes que forman Taste of the World. Eso sí, no esperes encontrar el Brasas (quizá el más conocido), el cual está, pero no se puede reservar ya que solo sirven platos combinados en un bol.
Para podear asearse, junto al Mainstage, encontraréis una carpa gigante donde se encuentran los baños. Hay una cantidad inmensa de baños portátiles por lo que no deberías tener que hacer fila en ningún momento.

En el Orangerie, a ambos lados podrás encontrar los puestos de comida, y en pleno centro, la barra donde poder refrescarte.

Dividiremos el festival en 3 partes: pre-festival, bienvenida y festival. Digamos que los 3 primeros días es una especie de warm-up para los últimos 3 días. Las actuaciones en pistas comienzan a las 12 y duran hasta las 5, lo mismo que en el Orangerie, solo que este cierra a las 8.
Para acceder a los escenarios en pistas como el Love o el Amicorum, tendrás que pasar primero un torno de seguridad que da al restaurante y a través de él pasarás al escenario. Podríamos denominar como simples los escenarios, pero estar a cierta altitud y gran parte del tiempo nevando, provoca una sensación diferente a lo que vas a encontrar en otro festival. Estas a 2300 metros, rodeado de muchísima gente, nevando y quizá lo que esté a más de 10-20 metros ni lo veas. Es increíble. Es como estar en la nada y escuchar tu música favorita. En él disfrutamos de Lost Frequencies, Netsky yJoris Voorn B2B Kolsch.

Vista del Amicorum Spectaculum. A la derecha, el lugar donde dejar los esquís. A la izquierda, la entrada por los tornos de seguridad.

En cuanto al Taburle, es el más accesible ya que se encuentra a 15 minutos del recinto del Mainstage, por lo que no es necesario el uso de telesilla, ni tendrás que validar para entrar ya que carece de restaurante. Por él pasaron Dimitri Vegas & Like Mike, Dj Ward, Mandy y Da Tweekaz. Al contrario que el Top of the Mountain, situado a 3300 metros en el Pic Blanc (el escenario más alto) al cual tendrás que subir y bajar por telesilla y que solo podrán bajarlo por pistas los esquiadores más experimentados, ya que es el tramo más complicado de esquiar. En él, no había cartel, por lo que podrías encontrarte cualquier sorpresa.
Para finalizar, tenemos Signal y la Cabane, más orientados como restaurante que como escenario. Incluso la Cabane no es accesible por telesilla, por lo que tendrás que ir y volver esquiando para poder entrar. Eso sí, de menos dificultad que la del Top of the Mountain, al estar en pista roja.

Espectacular imagen desde el Top of the Mountain, situado a 3300 m.

Hablemos del recinto del festival en Huez. Conocido por Main Festival Area, los 3 primeros días tan solo podrás acceder al Orangerie, ya que los demás escenarios están cerrados hasta el Welcome. Podemos hablar de él como el escenario más novedoso, puesto que no lo habíamos visto en ningún festival más. Una grandísima carpa, decoradísima por dentro a modo capilla, con la parte inferior del escenario decorada con flores y haciendo referencia a la naturaleza. En ella, disfrutamos de Bassjackers, Regi B2B Yves V, Da Tweekaz, Afrojack, Reygel & Peri y ya, en pleno festival, de Netsky, Timmy Trumpet, Kungs, Armin van Buuren, Dimitri Vegas & Like Mike y de los hosts de I Love the 90’s y Q-Dance.

Para el Welcome empiezan a abrirse nuevos escenarios. El que cobra importancia es el Garden of Madness, ya que en él se realizará la fiesta de bienvenida. Utilizando los mismos elementos que el escenario Garden of Madness para los eventos de Dimitri Vegas & Like Mike en Bélgica, está dentro de un recinto más que parecido al Freedom Stage de Tomorrowland, en el que las mariposas colocadas por todo el recinto hacen la función de subir y bajar durante todo el evento. Yves V, Sunnery James & Ryan Marciano y Armin van Buuren, este último como Incredible Surprise, actuaron en él. Por poner un pero, nos esperábamos otro tipo de confirmación, ya que Armin no suele perderse ningún evento y ya había actuado en el festival.
Si resides en Oz, Auris y Vaujany, tienes tu propia fiesta de bienvenida junto al punto de información, e incluso (muy bien por la organización) antes del comienzo de la principal en Huez, de manera que podrías asistir a ambas fiestas sin necesidad de perderte una.

Cerraremos esta guía con el elemento diferenciador de Tomorrowland: su escenario principal. Puedo asegurar que el 70-80% de los asistentes a este festival, no nos esperábamos un Mainstage así. Fue una grata sorpresa.
De menor tamaño al que nos tiene acostumbrado su hermano mayor belga, pero con muchísima más pirotecnia y con un guiño claramente a los escenarios del pasado con el holograma de la cara ya tan famosa en el centro del escenario.
Abierto para los 3 últimos días, tenía una peculiaridad: no cerraría nunca el festival. Imaginamos que por las fuertes precipitaciones se optó a tener el escenario principal abierto durante las horas de mayor temperatura y cerrar en escenarios cubiertos. Por él, pasó Armin van Buuren, Afrojack, Vini Vici (sin duda alguna, el set del festival), Lost Frequencies, Dj Snake, Martin Garrix… un sin fin de nombres de primer nivel.
También se abriría el escenario Eden, compuesto por la cabina del Rose Garden (la famosa dragona de Tomorrowland Belgium), y situado entre medio del camino entre el Orangerie y el Mainstage, en el que pasaría Solardo, Nico Morano y Kostantin Sibold entre otros.

Como era predecible, el tiempo no acompañó, pero a un escenario así solo le faltaba una tormenta como la que hubo los 2 primeros días de festival. Le dio esa parte de realismo al escenario para hacerlo todavía más mágico. Es duro, ya que en algún momento llegas a alcanzar los -9º, además de estar en plena tormenta que hace que la sensación térmica sea todavía más baja. Sientes como se te congelan los pies, las manos, pero sigues ahí. La música engancha, bailas e incluso en algún momento optas por quitarte los guantes e inmortalizar el momento para tener algún recuerdo.

Sin duda alguna, una experiencia brutal. Cambia por completo tu forma de ver los festivales. De estar en Boom a cerca de 35º, a estar en Los Alpes a -9º. Distinto clima, mismo objetivo: disfrutar de la música electrónica. Levantarte día a día, asomarte a la ventana, y solo ver montañas. Respirar tranquilidad y aire limpio. Además de ser un lugar perfecto para realizar un festival, también lo es para desconectar. Tomorrowland Winter estuvo por encima de las expectactivas, sorprendió para bien y confirmó que el esquí y la música son compatibles en un evento así.
¡Aprovechad la oportunidad! Nos hubiera encantado en su día estar en otros festivales de la misma organización como Tomorrowland Brasil o TomorrowWorld, pero se quedaron por el camino. Quizá algún día vuelvan o no, pero seguro que fue una grandísima experiencia para los que lo disfrutaron y no lo olvidarán. Lo que sí sabemos es que Tomorrowland Winter volverá a celebrarse el año que viene, y como bien dice Tomorrowland: «This is your life, make it legendary». ¡No te quedes nunca con las ganas!

«This is your life, make it legendary»


Acerca de Erik

Un verano de 2014 me preguntaba como sería un festival de música electrónica y 5 años después, me pregunto que sería de mi sin un festival así regularmente. 

Ver todas las entradas de Erik →

Deja un comentario