Nicky Romero y Het Strand van nos amenizan la espera de los grandes festivales

Nicky Romero y Het Strand van 2020 nos hicieron revivir la sensación de estar en un festival en la isla holandesa de Texel.

El propio Nicky Romero nos puso sobre aviso en su podcast Protocol Radio 412. En el minuto 14:25 contaba un poco el funcionamiento del evento y no nos hizo falta más para querer vivirlo. Elegimos la fecha del 2 de agosto.

Localización y cómo llegar

Texel es una isla al norte de Países Bajos. Se llega mediante un ferry por 2,50€ ida y vuelta desde Den Helder. Como el último ferry de vuelta era a las 21:00 y el show acababa a las 22:30, decidimos reservar una noche en el Stayokay Texel.

Tras un paseo en bici de unos 20 minutos, llegamos al local poco antes de las 19:30, hora de apertura de puertas. En la entrada nos echaron gel hidroalcohólico en las manos y nos acompañaron hasta nuestra mesa, situada en el piso superior. Al poco rato nos trajeron un gran plato repleto de diferentes tapas para 2 personas y nos informaron de que podíamos pedir más comida del menú (no incluído en el precio ya pagado) escaneando el código QR de la mesa.

Cena Het Strand van
Este es el aperitivo/cena para 2 personas que incluía la entrada del evento
La noche que llevábamos tiempo esperando

Desde las 19:30 hasta las 21:00, Gio Goose se encargó de amenizar el aperitivo/cena con un agradable house y tech house. A las 21:00 era hora del plato fuerte, Nicky Romero salía al escenario. Al ser un sitio especial, no fue su típico set de festival. Al principio fue poniendo música más tranquila, versiones actualizadas de clásicos de la música o clásicos recientes de la electrónica, como My Feelings For You de Avicii. A mitad de set puso 3-4 canciones más cercanas al reggaeton que nos dejaron algo más fríos. Suerte que inmediatamente después llegó la artillería pesada con Duality, Destiny, Light Me Up o I Need You To Love. El show tenía todo lo que echábamos de menos durante estos meses: buena música, un público entregado (de todas las edades), efectos de luces y fuego y CO2.

En cuanto al lugar, estaba preparado para respetar la distancia de seguridad en todo momento. Aunque con el paso de los minutos, la gente fue descontrolándose un poco y se juntaban entre las mesas o a la cabina de Nicky para hacerse fotos con él de fondo. Eso sí, el personal de seguridad estaba atento y rápidamente llamaban la atención de la gente y les pedía que volviesen a sus sitios. En Países Bajos no es obligatorio el uso de mascarilla y se notaba, nadie llevaba, pero mantenían las distancias en la medida de lo posible.

Es una experiencia altamente recomentable. Por unos 90€ estaba incluída la entrada y cena para 2 personas. También había mesas para 4 personas.
Lamentablemente, el fin de semana de cierre está programado para los próximos 14, 15 y 16 de agosto, con lo que quedará el resto del verano huérfano de más eventos de este tipo.

Acerca de Oscar

Hace años buscaba gente para poder ir a festivales. Ahora busco festivales para poder ir con mi gente.

Ver todas las entradas de Oscar →