Snowdaze Festival completa su primera edición

Como no teníamos suficiente con Tomorrowland Winter, este fin de semana nos hemos dirigido al Pirineo, ya que en Candanchú nos esperaba la primera edición del festival Snowdaze. El festival contaba con un line up muy prometedor, la tarde/noche del viernes con techno de la mano de Dj’s como Matthias Tanzmann y Dennis Cruz, y la tarde/noche del sábado con el mejor House y Electro por parte de artistas como Danny Ávila, Dj Nano o Sandro Ávila. Además de esto, la localización ha sido un éxito ya que se ha realizado a pie de pistas, un punto muy positivo para todos aquellos que disfrutan del ski y de la música electrónica.

Quike AV en imagen, y antes Ardiya, realizando el warm-up del festival.

La tarde del sábado empezó con los sets de Ardiya y Quike AV, seguidos por el de Sandro Ávila productor de temas como «Face Off».

Sandro Ávila en cabina en el segundo día del festival.

Una de las grandes sorpresas de la tarde fueron Les Castizos , su sesión no dejo indiferente a nadie, ya sea por la cantidad de géneros que incluyeron en su sesión o por el acompañamiento que hizo el batería Deivhook a una parte del set.

Deivhook acompañando a Les Castizos en su set.

Comenzada la noche, fue el turno de Dj Nano conocido por sus grandes fiestas «Oro Viejo» y más recientemente por ser uno de los productores del nuevo anthem de A Summer Story. Como era de esperar su set fue de lo mas emotivo, haciendo un guiño a Avicii añadiendo varios temas suyos a la sesión.

En imagen, uno de los principales cabezas de cartel del festival: Dj Nano.

Para ir completando la noche llegó Danny Ávila, que ya ocupa el número 38 en el aclamado Top 100 de DJMag. Además recientemente ha sacado junto al productor australiano Willy Sparks un tema llamado «Fat Beat».

Danny Ávila en pleno set en Snowdaze Fest.

Por último para acabar la noche fue la actuación de Space Elephants, que hicieron un gran cierre cargado de espectáculo y haciendo que tengamos más ganas de la próxima edición de Snowdaze.

Más de 120 m2 de leds componían el escenario principal.

Sin duda alguna uno de los puntos fuertes de este festival fue el escenario, este contaba con 120m2 de leds, 60 cabezas moviles, acompañados de lluvias de confeti y fuego todos ellos muy sincronizados con la música. El festival también contaba con varios puestos de comida y un stand de Canadian Bacon en el que podías comprar cualquier prenda de invierno. ¡Esperamos que el año que viene lo vuelvan a repetir!