Tommy Trash, un genio infravalorado

Hablamos de Thomas Olsen, conocido como Tommy Trash, quien se ganó un sitio como uno de los mayores artistas de la escena electrónica.

Haciendo mención de nuevo al boom de la música electrónica, muchos artistas en aquella época se ganaron un sitio en el trono que les cataloga como leyendas en sus géneros o directamente, en la escena global de la música electrónica. Armin van Buuren, Axwell, Alesso, Sebastian Ingrosso, Dimitri Vegas & Like Mike, Hardwell, Steve Angello o Sebastian Ingrosso. La lista es inmensa y podríamos ir añadiendo más y más artistas. Como en cualquier situación de la vida real, siempre hay una persona en la sombra, infravalorada, que hace un trabajo de 10 y que no es reconocido. Esta es la historia de Tommy Trash. De como un artista tras desaparecer de los festivales ha sido olvidado y ha perdido el reconocimiento que debe en aquella época tan maravillosa.

Nacido en Australia, Tommy Trash se convirtió en uno de las mayores promesas del país y muy pronto, de todo el mundo. Tras participar en «Electro House Sessions» a través de Ministry of Sound Australia junto a Dirty South y recibir una nominación a los Premios ARIA en 2009, llegaría el momento de la consagración en el año 2011. Tras lanzar «The End», un sin fin de puertas se abrían al dj y productor australiano, que veía como se convertía en uno de los artistas con más proyección del mundo. «The End» se hacía un hueco como uno de los tracks del año, además de ser parte del aftermovie de Tomorrowland 2011.

2012 podría catalogarse como el mejor año de la carrera de Tommy Trash. Repetía en un aftermovie, esta vez de Ultra Miami con el hit «Cascade», que tuvo la misma o todavía más repercusión que «The End». Los remixes al Ladi Dadi de Steve Aoki (también incluido en el aftermovie de Ultra Miami 2012) y a The Veldt de Deadmau5 fueron todo un éxito. Esta última, acabó siendo nominada a un Grammy.

Por último, y no menos importante, llegó a finales de año quizá el hit que marcaría su carrera: Reload. La colaboración junto a Sebastian Ingrosso sonó en todo el mundo convirtiéndose en un himno de la electrónica. Se posicionó como número 1 en varios países y actualmente, siendo parte de muchísimos sets de artistas como Afrojack, Alesso o Swedish House Mafia.

Durante los próximos años, «Sunrise (Won’t Get Lost)» junto a The Aston Shuffle, «HEX» en colaboración con Wax Motif y la posterior vocal a «Reload» junto a John Martin, acabaron consagrándole y otorgándole un sitio en la historia de la escena electrónica, que tristemente, parece que todavía no ha recibido. Cuando escuchamos un tema, normalmente la relacionas a un artista. Reload es un ejemplo de ello. Posiblemente, el primer artista que te venga a la cabeza es Sebastian Ingrosso, incluso cualquier otro más orientado a este género, que el mismo Tommy Trash.

Si bien es cierto que tras 2015 cambió drásticamente su sonido más característico y fue poco a poco alejándose de las actuaciones, no dejamos de pensar en aquel artista que agitaba su pelo alborotado, levantaba el puño como si fuese uno más y nos hacía disfrutar de algo que hoy en día, es más que dificil. Fue, sin duda, uno de los grandes triunfadores de aquel boom. Un genio infravalorado.

Acerca de Erik

Un verano de 2014 me preguntaba como sería un festival de música electrónica y 5 años después, me pregunto que sería de mi sin un festival así regularmente. 

Ver todas las entradas de Erik →