Odaiba se vistió de gala para recibir Ultra Japan

Nos trasladamos a uno de los eventos más significativos de Ultra en el continente asiático: Ultra Japan.

Bajo un «edicion limited» se presentaba Ultra Japan. ¿Por qué? Podría ser por el cambio de recinto a Odaiba o quizás por los rumores de que no se volviera a celebrar. Este último razonamiento se disipó en el momento de entrar al evento. Largas colas para sacarse una foto en cualquier marca del evento, y una gran afluencia en cada uno de los sets del escenario principal, incluso comenzada la tarde.

Así estaba el escenario principal de Ultra Japan en el set de Infected Mushroom.

Respecto al cartel, un artista destacaba por encima de todos: Dash Berlin. Recuperado su alias, iba a ser su gran noche, la que llevaba esperando desde que comenzó a ser Jeffrey Sutorius. Afrojack, Steve Aoki, Galantis y Dj Snake completaban los headliners. En cuanto a los supports, Infected Mushroom, Netsky, Kayzo y Snails serían de la partida del escenario principal, mientras que los artistas locales tendrían su propio escenario en la entrada del evento.

Comenzábamos el primer día y por la poca señalización o publicidad del evento, además de la complejidad de llegar a un evento que no has estado nunca, nos perdíamos la opción de ver a Snails, al cual solo escuchamos de fondo al llegar a Ultra Park. Netsky era el siguiente en aparecer y nos hizo disfrutar de un set potente de drum and bass y otros temas como «Ice Cold» con David Guetta o «Here With You» con Lost Frequencies.

A continuación, Pendulum seguía a Netsky barriendo hacia la misma parcela. Con su nuevo formato Trinity, llenaban de nostalgia Ultra Park mientras sonaba «Watercolor» o «Witchcraft», además de estrenar alguna ID. Steve Aoki era el siguiente, que, a pesar del espectáculo visual que montó, sigue estando muy por debajo del nivel al que estaba cuando estrenó Neon Future I.

Dj Snake se encargó de cerrar el primer día, y sí, cierre para recordar. Muy posiblemente el mejor set del festival. Desde temas propios como «Propaganda» o «Turn Down for What», a otros más recientes como «No Option». Para acabar, sacó el lado más sensible del público con «Let me Love You» y «Middle», al que acompañó de una tanda de fuegos artificiales para cerrar este día 1.

Localizado ya el lugar, llegamos con mayor facilidad al último día de Ultra. Era el turno del psytrance en Ultra a cargo de Infected Mushroom, pero el hecho de comenzar a las 13:55 y los pocos efectos de los que dispusieron, hizo que se convirtiese en un set un tanto plano. Más aun cuando Kayzo era el siguiente en pasar por el escenario principal. Puso de vuelta y media Odaiba. Le pegó a todo, dubstep, bass, harcore, hardstyle… una maravilla de set. Podríamos catalogar como la sorpresa de Ultra Japan, pero hace tiempo que dejó de serlo. Cada día es más fácil verlo en un escenario principal de Ultra, más aún después de cerrar Ultra Korea.

Llegaba el momento de Dash Berlin. Es posible que Jeffrey tuviera más ganas que incluso cualquier integrante del público. Se le notó enérgico e interactuando en cada momento con el público. Era su momento. Tras un año y medio duro bajo el alias de Jeffrey Sutorius, «Dashers» y «Ultranauts» se daban cita para verle en su vuelta. No faltaron sus remixes a «Faded» de Alan Walker, «Crazy» de Lost Frequencies o «Beautiful Now» de Zedd, clásicos como «Heaven» y «Coming Home», además de «Man on the Run» o el remix de Dj Isaac al «Exploration of Space» de Cosmic Gate, que nos hicieron recordar a su Classic Set en EDC Las Vegas.

Uno de esos magníficos momentos visuales que nos dejó el set de Dash Berlin.

Turno de Galantis, quien con un toque instrumental y melódico daría a paso al cierre del festival, a cargo de Afrojack. Es sabido que Afrojack destaca muchísimo más en un festival compuesto por pantallas que en una infraestructura como tal, pero esta vez no fue así. Se convirtió en un set un tanto repetitivo y no muy diferente a lo visto en otros festivales. Nos esperabamos algo más.

A nivel personal, le daría un sobresaliente tanto al diseño del escenario como a la localización. Recordaba, salvando las distancias, a Bayfront, por todos los edificios que rodeaban al evento y por la que se podía ver pasar el tren, e incluso algún avión. Respecto al cartel y al precio del evento, me pareció un tanto elevado.
Esperamos que esta edición limitada no haya sido el último Ultra Japan y vuelva a convertirse en uno de los mejores festivales que puedes encontrar en el continente asiático. Démosles un voto de confianza.

Acerca de Erik

Un verano de 2014 me preguntaba como sería un festival de música electrónica y 5 años después, me pregunto que sería de mi sin un festival así regularmente. 

Ver todas las entradas de Erik →

Deja un comentario